La semana 39, la más adecuada para una cesárea